miércoles, 3 de agosto de 2011

cuando van entre el centeno






Me dijeron que si no duermo me puedo volver loca. Decidí que prefiero eso, pero antes necesito unos anteojos grandes que no me hagan sentir como en una jaula y que me hagan ver mejor. Sé que veo mejor porque elegí ser ese tipo de pelotuda que va por el otro carril.



Hoy me acordé que hay algo que no está bien pero no tengo el coraje de cambiarlo. Me imagino que cuando sea grande él lo va a ser más y eso me gusta. Me imagino con mis anteojos grandes. No será ese amor inverosímil, estúpido y violento de las telenovelas. Será más bien un amor existencialista: la vida, cariño, no se negocia. Sé que vos lo entendés así, sé que vos lo entendés así. Del prensero ese nos vamos a reír cuando lo veamos correr y sudar en el parque fundado en una joggineta. Va a ser la mar de divertido, va a ser la mar de cruel.



ph: ana clara bórmida
lugar: brasil

No hay comentarios: