lunes, 25 de julio de 2011

un rayo



“Es más difícil renunciar al amor que a la vida. Pasa uno la vida matando o adorando, en este mundo, y al mismo tiempo. “¡Te odio! ¡Te adoro!” Nos defendemos,  nos mantenemos, volvemos a pasar la vida al bípedo del siglo próximo, con frenesí, a toda costa, como si fuese de lo más agradable continuarse, como si fuese a volvernos, a fin de cuentas, eternos. Deseo de abrazarse, pese a todo, igual que de rascarse”.  (Céline - Viaje al fin de la noche)
 
ph: ana clara bórmida

No hay comentarios: