sábado, 23 de abril de 2011

Salud, maestro


"Después de haber estudiado y analizado decenas de estampitas y estatuas del Gaucho Gil, llegué a una conclusión de que no me gustaba la pose estática con las boleadoras colgando, y la otra mano caída, sin fuerza. Me daba la impresión de un ...espíritu de sumisión, o la idea de que todos los santos tienen que asemejarse a esa pose de Ceferino. Calma. Como a la espera. Como esperando que le pongan las velitas. Entonces se me ocurrió hacer una mezcla con la idea que tengo de Juan Moreira, y ponerle un cuchillo al gaucho Gil. El actor, que es el excelente escritor y editor Damián Rios, entreriano, creo que era la primera vez que posaba para una foto. Traté de compenetrarlo en su tarea actoral con la siguiente consigna: "vos ponete en el lugar de que vienen todo el escuadrón de policias, toda la soldadera te tiene rodeado... y vos los enfrentas con el facón, como un gaucho santo pero valiente. Te van a llevar, pero primero van a caer cuatro o cinco..." Un Gaucho Gil valiente. Un criollo de ley. Santo, pero se defiende. Este año voy a hacer estampitas y las voy a llevar al santuario de Corrientes, a ver que dicen los fieles de mi versión del Gaucho Gil con cuchillo. Tengo la intuición de que van a estar de acuerdo"


(Marcos López)

No hay comentarios: