lunes, 6 de abril de 2009



El hijo de un señor de boca intenta huir por la ventana. La fotógrafa lo agarra in fraganti. Se pudre todo. El niño deberá ser de boca para siempre. No quiere. Sabe que el pez por la boca muere.

4 comentarios:

mareano dijo...

pobre fugitivo infausto. Como si no bastara la maldición del gusto por el futbol, encima un equipo como Boca...

Que pensarìa Sísifo mientras empuja su piedra...

Isabel dijo...

Fantástico, todo. La foto y el texto. Mis aplausos, señorita. A ver si nos encontramos en otro lugar que no sea el colectivo...

Protervo dijo...

"el hijo de un señor de boca". me encantó.

JAS dijo...

hermosa foto
saludos