sábado, 14 de febrero de 2009

Exabruptos


Algo de mí ya estaba en el piso. Debí intuir el desenlace de ese exabrupto, desenlace ingrato, desenlace prudente, desenlace que me cerró las mil puertas del olimpo y me prohibió, una vez más, la entrada a esos lugares. Después caí íntegra al suelo como agua que sale del vaso. Y fue ahí que me pediste que escuchara tu voz. Claro que no puede negarme, aunque en algún momento juro que desee que eso no estuviera ocurriendo. Un instante fugaz me hizo sentir estúpida. Pero también es cierto que escucharte decir eso me regaló un poco de alegría.

Lo bueno llegó cuando me anunciaste lo inesperado: el gremio de tapadores de frascos de Dulce de Leche y mermelada de frutilla había entrado en huelga, y por ende, teníamos algunos minutos de libertad. Vacilé, tengo que reconocerlo. Pero cuando reconocí la convicción de esas palabras, solo me largué al camino. Después de todo, las huelgas son las huelgas y es difícil que se rompan.

La calle se deslizó por debajo de mis pies, y sin que me moviera ya estaba en la casa de un ganador. Me contaste cosas sobre sus pertenencias y algo de todo ese relato me pareció sorprendente. Pero como siempre no dije nada y después escuché su voz. Me pareció un poco más gruesa, yo lo había escuchado hablar algún día. Y entonces pensé que tal vez eso nunca sucedió. Pensé que estaba bien que tuviese la vos gruesa porque era un ganador. Pero lo mejor de todo eso fue el exabrupto de nuestras mentes, que por suerte se hizo realidad y por fin recordamos viejos tiempos y vaticinamos un futuro.

Cuando desperté al día siguiente, supe que la huelga había terminado, y con ella nuestros minutos de libertad. Cada uno había regresado a su mundo. Ahora tendríamos que esperar otros momentos oportunos para seguir pecando, aunque vos seas un santo. Igual esas son cosas que en la Biblia no se escriben, no te preocupes.

IMAGEN: PUM PUM www.fotolog.com/pum_pum



1 comentario:

Anónimo dijo...

amiwita!!!! no lei todo lo q pusiste porque recién llego de ensayar y tengo el cerebro como el de un mono titi con sindrome de Down.

Pero si vi a Pum Pum!!! q me encanta como a ti...

amiga te quiero

Mery Hidráulica