jueves, 31 de julio de 2008

Los chicos solo quieren divertirse...


Un día el Lobo volvió al Bosque, al glorioso Bosque del que nunca debió haber salido. Claro, fue una fiesta porque volver a casa siempre es placentero, sobre todo cuando el viaje no fue demasiado lindo. De los resultados no hablemos. Pero mientras los jugadores dejaban cuerpo y alma en la cancha (¿?) y la 22 estaba más 22 que nunca, los policias buscaban alimentarse. Y bueno, supongo que necesitarían fuerzas para los posibles disturbios futuros. Me pidieron que nos los escrache. Pero la tentación es tan fuerte, que no puedo contra ella. Ay... que exabrupto de mi parte.

2 comentarios:

Zimbon dijo...

Jajaja...interesante escrache el tuyo!
Igual, la tuya es una pequeña maldad, y dentro de todo con una mirada generosa...
Los habrán pagado?

Saludos... sigo chusmeando!

vir dijo...

Sos grosa enana maldita (te lo digo porque te lo acabo de decir y sono muy gracioso, casi tan gracioso como Arthur Gramsci, bueno no tanto casi)
Debo decir que me debes esa foto. Si no tuvieses un amiga tan cabeza de pelota, que lo único que sabe es escribir de futbol, quizá nunca hubieses ido a reportar esa gloriosa vuelta.
Mentira, mentira, mentira, no me debes nada. Yo te debo. Mucho. Mucho, pero sobre todo te debo un gracias por escribir y por leerte.
Por que cada vez que te leo me convenso mas de lo apasionante que es lo que hacemos. te mucho quiero amiga.-
Vir.